Rover Curiosity : buscando rastros de agua

curiosity rover mars

– Noticias del 15 de octubre de 2019 –

Ahora estamos seguros de que ha habido agua líquida en la superficie del planeta Marte en un pasado muy lejano. Sin embargo, no sabemos cuánto tiempo ha durado esta agua líquida y de qué forma. El rover Curiosity está en el lugar correcto para intentar responder estas preguntas. El rover de la NASA ha estado explorando el cráter Gale desde 2012, un cráter de impacto que probablemente albergó un lago en un momento en que el planeta rojo estaba teñido de azul. El fondo del cráter Gale se ha cubierto gradualmente con sedimentos antes de que el viento lo erosione y dé paso a una montaña que el rover Curiosity está subiendo, Mount Sharp. Esta montaña sedimentaria es una gran oportunidad para estudiar la historia geológica del planeta Marte. Cada capa se puede conectar a un período específico.

Los equipos que analizan los datos del móvil Curiosity esperan descubrir la historia del agua en esta región. Un estudio fue publicado el 7 de octubre en la revista Nature. El estudio se basa en datos recopilados por el rover Curiosity en la base de Mount Sharp en una formación que data de hace entre 3.3 y 3.7 mil millones de años. Usando su MastCam, el rover Curiosity ha podido resaltar rocas con altos niveles de sulfato de calcio y magnesio, sales que han causado el secado general del cráter Gale. Los datos recogidos más bajos, correspondientes a períodos más antiguos, mostraron por el contrario un agua muy blanda, tal vez incluso potable. El lago principal del cráter Gale podría haber estado rodeado por un sistema de pequeñas cuencas que se comunicaban con él, que se habrían secado primero, lo que se refleja hoy en la alta salinidad de los sedimentos observados.

Pero eso no significa necesariamente el fin de las esperanzas de encontrar rastros de agua en Marte. Los datos de curiosidad del móvil pueden indicar un período de secado temporal antes de que regrese el agua. Para ser claros, tendremos que esperar hasta que el rover Curiosity continúe subiendo a un lugar rico en arcilla y probablemente con un pasado acuoso. Por lo tanto, los próximos meses de exploración del rover Curiosity serán cruciales para comprender la historia del cráter Gale. ¿Cuánto tiempo ha protegido el agua y durante cuánto tiempo fue compatible con la vida?

En la Tierra, las aguas saladas no permiten el desarrollo de una vida compleja que vaya más allá de la simple bacteria, pero en cualquier caso es muy poco probable que el planeta Marte haya tenido tiempo de desarrollar algo más que vida unicelular. Queda menos de un año para esperar antes de la próxima ventana de lanzamiento hacia el planeta Marte, con el potencial lanzamiento de tres misiones. Esperemos que tengan tanto éxito como el rover Curiosity.





El rover Curiosity pronto escalará la montaña en el centro del cráter Gale

– Noticias del 4 de junio de 2019 –

El rover Curiosity continúa revelando los secretos de la región de Aeolis Mons. Es una montaña de 5.5 kilómetros de altura, enclavada en el centro del cráter Gale. Esta área es muy interesante porque pensamos que el cráter Gale albergaba un lago de agua hace mucho tiempo. La montaña en su centro está formada por una gigantesca acumulación de sedimentos. La erosión causada por los vientos marcianos habría expuesto las diferentes capas sedimentarias, lo que nos permite rastrear la historia del cráter durante casi 2 mil millones de años.

El rover de la NASA pronto celebrará su séptimo aniversario en la superficie de Marte. Actualmente se está moviendo al pie de esta montaña. En una autofoto desde el 12 de mayo, podemos ver dos taladros muy pequeños hechos por el rover Curiosity. El análisis de estos agujeros reveló la mayor concentración de arcilla descubierta por el rover Curiosity hasta el momento. Las arcillas se forman generalmente cuando los sedimentos están en contacto con el agua. Al descubrir grandes cantidades de arcilla a nivel de una capa sedimentaria precisa, podemos reconstruir aún más precisamente la historia del agua marciana.

Durante los próximos meses y años, el rover Curiosity debería intentar escalar más y más alto en las laderas de la montaña, obteniendo acceso a las capas sedimentarias más recientes. Las encuestas realizadas por orbitadores ya nos dan una idea de lo que encontrará sobre la capa de arcilla. Encontramos estratos más ricos en azufre. Este es probablemente un signo de un cuerpo de agua que ha comenzado a encogerse o secarse. Será particularmente interesante estudiar el límite entre estos dos entornos. Es posible rastrear la historia precisa de la desaparición del agua líquida en la superficie de Marte.

La NASA está en el proceso de definir una ruta para que el rover Curiosity visite todas estas capas geológicas. La ruta también debería llevar al robot a través de un área llamada Gediz Vallis, que es otro misterio del planeta Marte. Se cree que es el curso de un río que luego apareció en la historia de Marte, mientras que las capas ricas en arcilla y azufre ya estaban formadas. Si el rover Curiosity logra analizar estos tres entornos, conoceremos mejor la historia del agua y el clima en el cráter Gale, y conoceremos mejor el planeta Marte.

A partir de 2021, los nuevos rovers de la NASA, la ESA y quizás los CNSA podrán finalmente confirmar esta historia en otros sitios geológicos. Lo más interesante, por supuesto, será determinar cuál de estos períodos fue el más favorable para la vida. Esto enfocará los esfuerzos en las áreas consideradas más fértiles, tal vez con el descubrimiento de un fósil o rastro de una vida pasada microscópica.

El rover Curiosity detecta compuestos orgánicos en el planeta Marte

– Noticias del 12 de junio de 2018 –

El rover Curiosity continúa su viaje en el cráter Gale en la superficie del planeta Marte. La semana pasada, la NASA publicó los resultados de un estudio de dos muestras tomadas y analizadas por el rover. Se ha hablado mucho de estos resultados porque muestran la presencia de compuestos orgánicos en la superficie del planeta Marte. Pero la presencia de la química orgánica no significa automáticamente la presencia de vida. Este término simplemente describe la química del carbono. Pero dado que los compuestos orgánicos son ampliamente utilizados y sintetizados por procesos vivos, los dos generalmente están asociados.

El rover Curiosity ya ha detectado elementos de química orgánica en Marte. Existe, por supuesto, el metano de la atmósfera marciana que continúa intrigándonos porque todavía no conocemos su origen. El rover Curiosity también había identificado trazas de compuestos orgánicos en muestras tomadas de su taladro. Las cantidades recogidas fueron, sin embargo, demasiado pequeñas para descartar la hipótesis de contaminación. Esta vez, las cantidades detectadas son 100 veces más grandes, lo que permite estar seguros de que estas moléculas son realmente de origen marciano.

Estos son derivados del tiofeno, moléculas que son extrañamente similares al material que permite la creación de petróleo en el planeta Tierra. En nuestro planeta, bajo ciertas condiciones, los organismos pueden sedimentarse y convertirse en hidrocarburos. Este proceso deja rastros de derivados de tiofeno. Descubrir estas mismas moléculas en Marte inevitablemente plantea preguntas. Se cree que el cráter Gale fue sede de un lago hace unos 3.500 millones de años. Esta es también la edad de las muestras analizadas por el rover Curiosity. En otras palabras, es probablemente la indicación más convincente de una vida pasada en la superficie del planeta rojo. Esta pista está lejos de ser suficiente. Estas moléculas podrían haber sido producidas o consumidas por seres vivos, pero también podrían haber sido creadas por procesos que no tienen nada en común con la vida.

El rover Curiosity ha cumplido bien su propósito y el potencial de descubrimiento es excelente para futuras misiones. Los rovers ExoMars y March 2020, que llegarán al planeta rojo en 2021, podrían concluir el debate. Sus habilidades serán mucho más altas que las capacidades de Curiosity. ExoMars podrá perforar hasta dos metros de profundidad, mientras que el rover Curiosity solo podrá perforar unos pocos centímetros de profundidad. Las muestras que analiza se habrán preservado de la radiación y la oxidación superficial de Marte. Esperemos que el sitio Oxia Planum que ha sido seleccionado por la Agencia Espacial Europea para alojar el rover sea tan interesante como el cráter Gale. Es una cuenca de 200 kilómetros de diámetro que probablemente ha protegido un lago o un mar.

Mientras tanto, el rover Curiosity podrá seguir perforando el suelo marciano. Su taladro se rompió en diciembre de 2016. La NASA ha estado pensando en una solución original para sortear el problema, y ​​después de algunas pruebas, la herramienta ha vuelto a funcionar desde fines del mes pasado. El rover Curiosity no está equipado para identificar directamente formas de vida o sus fósiles. No podemos esperar que descubra otros compuestos orgánicos.

El taladro del rover Curiosity funcionará nuevamente

– Noticias del 6 de marzo de 2018 –

El rover Curiosity ha estado en una misión en Marte desde el verano de 2012. Está equipado con un taladro que le permitió tomar muestras en unos quince sitios. Lamentablemente, este ejercicio se averió a finales de 2016 porque un motor defectuoso impide que el taladro se salga y se retraiga en su soporte. Los ingenieros de la NASA han estado pensando en una solución. En su operación clásica, el taladro se coloca cerca de su objetivo por el brazo rover Curiosity. A continuación, se empuja a través del área para ser perforado por el motor que ha fallado. La idea es mantener la mecha completamente fuera de su soporte y usar el brazo del móvil para empujar. Es como perforar una pared con una mano con el brazo extendido. No es ideal para la precisión y la vibración, pero funciona. Una primera prueba permitió perforar un centímetro de profundidad en el área donde actualmente se encuentra el rover. Se realizarán más exámenes en los próximos días y semanas.

Sin embargo, se debe garantizar que las muestras recolectadas se puedan llevar a uno de los dos laboratorios de análisis de rover de Curiosity. Para esto, los ingenieros del Jet Propulsion Laboratory (JPL) han probado con éxito un método en la Tierra. Pero nada dice que funcionará en el entorno marciano. Si los resultados de estas pruebas son satisfactorios, entonces el simulacro reanudará su misión y el rover Curiosty nos proporcionará respuestas sobre la posible presencia de agua en el pasado de Marte.

El aterrizaje del rover Curiosity era digno de una película de Hollywood

El 26 de enero de 2018, el rover Curiosity acumuló 2,000 días en la superficie de Marte. Para celebrar, la NASA compartió una hermosa foto panorámica del cráter en el que aterrizó y continúa realizando su investigación. El rover Curiosity es responsable de determinar la capacidad del planeta rojo para dar la bienvenida a la vida. El Mars Science Laboratory es su nombre oficial. Lleva el conjunto más completo y complejo de instrumentos actualmente en la superficie de Marte. En cinco años y medio de misión, ya ha recopilado pistas importantes sobre las condiciones presentes y pasadas en Marte. Incluso antes de trasladarse a la superficie de Marte, Curiosity ya ha logrado algunas hazañas técnicas. Desde el desembarco de Sojourner en 1997, la NASA ha enviado grandes exploradores en Marte: Spirit y Opportunity pesan 180 kilos. El rover Curiosity tiene la masa y las dimensiones de un automóvil pequeño, lo que le permite transportar diez veces la masa de los instrumentos de los rovers anteriores. Pero poner esa masa a decenas de millones de kilómetros de los centros de control de la NASA es complicado. La agencia espacial estadounidense ha tenido que desarrollar una solución audaz y terriblemente efectiva. La atmósfera de Marte es demasiado delgada para que los paracaídas aterricen en un objeto del tamaño de Curiosity. La atmósfera de Marte, sin embargo, es lo suficientemente gruesa para interrumpir el uso de retrocohetes, lo que llevó a la agencia espacial estadounidense a considerar una solución híbrida: el aterrizaje del rover Curiosity utilizó un escudo térmico, un paracaídas, retrocohetes e incluso una grúa. La complejidad de este aterrizaje fue una gran apuesta. La curiosidad representó 7 años de trabajo y $ 2.5 mil millones.

curiosity rover landing mars

Después de ocho meses de viaje, el 6 de agosto de 2012, el rover y su nave espacial llegan al nivel de la atmósfera de Marte. El aterrizaje del rover fue muy publicitado y fue visto por millones de espectadores. La secuencia de aterrizaje duró 7 minutos durante los cuales el módulo de descenso funcionó de forma autónoma. La secuencia comienza con una entrada atmosférica guiada. El módulo de descenso está equipado con pequeños propulsores para ayudarlo a mantener el rumbo. Esto es en gran parte lo que permite depositar el rover en la superficie de Marte con una precisión increíble para un viaje interplanetario. A 10 kilómetros de altitud, el módulo de descenso se separa de su escudo térmico y despliega un paracaídas supersónico. El paracaídas reduce la velocidad del módulo de descenso desde el suelo, de 470 a 100 metros por segundo. Al final de esta secuencia, el rover se encuentra a 1,8 km sobre el nivel del mar. Se deshace de su caparazón superior y paracaídas para una caída libre de nuevo. El rover se conecta luego a una plataforma en la que se ubican los propelentes de hidrazina. Este es el comienzo de la secuencia de retro-propulsión. Los 8 cohetes reducen aún más la velocidad del módulo de descenso. Mientras tanto, el rover Curiosity deja su configuración de vuelo para tomar una configuración de aterrizaje. Los cohetes de retro-propulsión logran cancelar por completo la velocidad del rover, pero no lo llevan al suelo. A 7,5 metros de altitud, el módulo de descenso se detiene. Si los cohetes se acercan demasiado al suelo, levantarán una nube de polvo que podría dañar los instrumentos científicos del rover incluso antes del inicio de su misión. La solución elegida por los ingenieros del proyecto es bajar el rover con cables, un poco como una grúa. El rover Curiosity, que tiene el tamaño de un automóvil, se suspende luego bajo una plataforma que levita con cohetes, en un planeta a decenas de millones de kilómetros de la Tierra. Después de 7 minutos de descenso, el rover Curiosity se deposita a solo 2,4 kilómetros del centro de la elipse planificada por la NASA. Es una verdadera hazaña Lo que queda del módulo de descenso y la grúa se estrellarán a 650 metros de distancia.

Los instrumentos embarcados por el rover Curiosity buscan huellas de vida en Marte

El rover Mars Science Laboratory no es solo un doble, sino que es sobre todo una gran máquina para hacer ciencia. Su masa, muy superior a la de otros vehículos que le precedieron, le permite embarcar diez instrumentos científicos, algunos de los cuales son muy ambiciosos. De hecho, ahora debemos ir más allá de simplemente observar el planeta rojo. Ahora debemos interactuar con Marte. El rover Curiosity está lleno de sensores y tiene 17 cámaras. Los instrumentos de navegación del rover, una estación meteorológica, detectores de partículas y fotos de los alrededores ayudan a comprender las condiciones alrededor del cráter donde se encuentra el rover. Pero los instrumentos más interesantes embarcados por Curiosity son aquellos que serán capaces de revelar los secretos químicos de Marte. Entre los más impresionantes de estos instrumentos científicos, está la ChemCam. Los ingenieros de la misión tuvieron la buena idea de equipar el rover con un láser pulsado capaz de rociar pequeñas cantidades de roca, para poder realizar análisis espectrométricos. En varias decenas de pulsos, ChemCam puede vaporizar y elevar el espectro de la roca objetivo, y así determinar su composición química sin siquiera tocarla. Esta herramienta fue producida en gran parte en Francia bajo la dirección del CNES. Pero el rover Curiosity no solo se mantiene alejado porque tiene un brazo articulado sobre el que se fijan los instrumentos destinados a entrar en contacto con la superficie marciana. Hay una cámara de microscopio y un espectrómetro de rayos X. Pero este brazo articulado también está equipado con un taladro y una miniexcavadora. El objetivo es recoger muestras de la superficie a veces en profundidad para analizarlas a bordo de uno de los dos laboratorios ubicados en el cuerpo del rover. El laboratorio SAM es particularmente responsable de detectar cualquier rastro de química orgánica en sus muestras. Es sobre él que descansa una gran parte de la misión, y desde el 6 de agosto de 2012 estos instrumentos funcionaron mucho. En cinco años y medio, el rover Curiosity ha recorrido poco más de 18 km, lo que puede parecer lento, pero significa no dejar ningún detalle del entorno y también preservar las ruedas del rover que sufre en la superficie rocosa de Marte.

curiosity rover mount sharp mars

Los resultados son tan alentadores que otras misiones son planeadas por la NASA

Durante estos largos años de estudio, Curiosity fue capaz de detectar azufre, nitrógeno, oxígeno, fósforo y carbono en la superficie de Marte. Por lo tanto, este entorno puede soportar una vida microbiana. Además, los análisis de laboratorio de SAM revelaron elementos de la química del carbono en una muestra tomada. Pero la química del carbono está íntimamente ligada a la vida. Es por eso que hablamos de química orgánica para describir los compuestos de carbono. Las observaciones atmosféricas del rover también han atraído la atención de los científicos. Los instrumentos científicos del rover Curiosity han revelado metano en la atmósfera marciana. Además, la cantidad de metano observada no es estable. Se multiplicó por 10 en un período de observación de dos meses. Entonces, hay un proceso en Marte que produce metano de manera irregular. Este es típicamente el tipo de observaciones que podrían atribuirse a organismos vivos. Pero a falta de evidencia adicional, sin embargo, no se puede certificar nada, especialmente dado que el rover también ha dado malas noticias sobre la vida. Los niveles de radiación medidos han excedido repetidamente los límites establecidos por la NASA para sus astronautas. El viento solar y los rayos cósmicos bombardearon el rover Curiosity incesantemente. No debemos olvidar que el planeta Marte desafortunadamente no tiene campo magnético, es un dato a tener en cuenta para futuras misiones habitadas. Entre los avistamientos más emocionantes de Curiosity, está la forma de las rocas. Sus bordes lisos y redondeados sugieren que han sido erosionados por un río durante largos períodos de tiempo. Algunas secciones cruzadas por el rover Curiosity revelan un río pequeño pero poco profundo. Pero fue hace miles de millones de años. El rover Mars Science Laboratory ha funcionado bastante bien. En 2020, la NASA enviará un nuevo explorador a la superficie de Marte, que se parece mucho a Curiosity, pero con nuevos instrumentos para mejorar nuestro conocimiento de los ríos secos, las emisiones de metano y la química orgánica de Marte.

Imágenes por
NASA / JPL-Caltech / MSSS
NASA / JPL-Caltech [Dominio público], a través de Wikimedia Commons
NASA / JPL-Caltech / MSSS (http://photojournal.jpl.nasa.gov/jpeg/PIA19912.jpg) [Public domain], a través de Wikimedia Commons

Fuentes

También debería estar interesado en esto



Space Lover, Aprende Como...

Qué quieres hacer ahora ?