ExoMars : las pruebas de los paracaídas aún no están bien

ExoMars

– Noticias del 5 de noviembre de 2019 –

El rover del programa ExoMars, Rosalind Franklin, despegará en 2020 en la misma ventana de lanzamiento que la misión china Chang’e 5. Un año antes de la partida, la misión dirigida por la ESA y Roscosmos aún enfrenta problemas con los paracaídas. Dos pruebas realizadas en mayo y agosto de 2019 mostraron que los paracaídas de ExoMars no funcionan correctamente.

Estos problemas se deben al sistema de extracción. Para encontrar una solución, la ESA está trabajando estrechamente con la NASA, que tiene mucha experiencia en aterrizar en el planeta Marte. Se realizará una nueva prueba en los EE. UU. Durante el primer trimestre de 2020. Si esta prueba no es concluyente, Rosalind Franklyn puede tener que esperar hasta 2022.



crew dragon first flight



ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) guiará al rover ExoMars

– Noticias del 22 de mayo de 2018 –

El satélite ExoMars Trace Gas Orbiter de la ESA llegó a la órbita del planeta Marte a finales de 2016. Sin embargo, el satélite alcanzó su órbita final hace solo unas pocas semanas. Esto se debe a una larga fase de aerofrenado que permitió que el orbitador de la Agencia Espacial Europea maniobrara al consumir casi ningún combustible. Aero-frenado es una técnica astronáutica que se ha utilizado en viajes interplanetarios desde principios de la década de 1990. Esta maniobra implica pasar a través de las capas superiores de una atmósfera por una nave espacial. Esto hace posible frenar la nave espacial y así modificar su órbita. Para ExoMars TGO, tomó once meses. La nave espacial europea usó sus impulsores para estabilizarse en una órbita circular hacia el planeta Marte. En esta órbita, ExoMars Trace Gas Orbiter finalmente puede hacer que sus instrumentos funcionen de manera óptima. ESA ha lanzado una sorprendente primera imagen de la cámara desde la órbita final.

La órbita de ExoMars TGO le permite tomar fotografías temprano en la mañana o tarde en la noche, y por lo tanto, observar los sitios marcianos con luces muy diferentes. Además del interés estético de estas imágenes, ayuda a comprender mejor los procesos diarios en el planeta rojo. La cámara también puede tomar imágenes en relieve. Esto interesa a los cuatro instrumentos de ExoMars Trace Gas Orbiter para analizar su atmósfera y cómo está compuesta. La presencia de metano en particular podría indicar una actividad química o biológica en las profundidades de Marte. Pero ya debemos identificar las fuentes geográficas de este metano y sus variaciones temporales. ExoMars TGO también debería tratar de ubicar depósitos de hielo en la superficie de Marte o en un lugar ligeramente profundo. El satélite europeo debería decirnos cuáles son los lugares más interesantes para perforar.

Un equipo de perforación equipará al rover de la misión ExoMars que despegará durante el verano de 2020. ExoMars TGO y el rover ExoMars comparten el mismo nombre porque sus misiones son complementarias. ExoMars TGO también servirá como relé de comunicación para el primer rover marciano europeo. El rover ExoMars aterrizará en la cuenca de Oxia Planum, que fue capaz de albergar un lago hace unos miles de millones de años. Los datos que ExoMars TGO podrá recopilar en esta región serán, por lo tanto, particularmente analizados. El rover ExoMars podrá alcanzar los 2 metros de profundidad, lo que debería ser suficiente para analizar los bolsillos de hielo resaltados por ExoMars TGO. Por lo tanto, se trata de un estudio geológico, químico y posiblemente biológico real que tendrá lugar durante los próximos cinco años, siempre que el rover ExoMars surja y funcione sin problemas.

ExoMars comenzará sus observaciones en abril

– Noticias del 20 de febrero de 2018 –

La sonda espacial europea ExoMars se lanzó en marzo de 2016. El orbitador de la ESA llegó a la órbita del planeta rojo en marzo de 2016, pero antes de comenzar su trabajo, la sonda tuvo que circularizar su órbita. Tardó un año y terminará en marzo. Le tomó mucho tiempo a la sonda espacial entrar en su órbita de trabajo, debido a la técnica utilizada, el aerofrenado. Normalmente, para circularizar una órbita elíptica como la de ExoMars, debe quemar combustible. Pero el combustible es pesado y, por lo tanto, costoso. El objetivo del freno aerodinámico es frenar la sonda durante su paso por el perigeo, pero sin consumir combustible. Para lograr esto, los equipos de ESA simplemente sumergen la sonda en la atmósfera marciana y dejan que la fricción frene la sonda. Durante muchos meses, ExoMars ha reducido su velocidad en más de 780 metros por segundo.

Ahora es necesario esperar hasta abril para que la sonda comience sus observaciones científicas. Son principalmente los gases presentes en la atmósfera marciana los que interesan a ExoMars. La presencia de metano y su variación en el tiempo es por el momento un misterio. En particular, se debe determinar si este metano se deriva de un proceso orgánico o geológico. Para esto, la sonda espacial intentará detectar muchos gases en la atmósfera marciana. La presencia de propano o etano sería un buen indicador de la presencia de procesos orgánicos. Y si el metano se detecta en presencia de dióxido de azufre, entonces es probable que su presencia pueda ser explicada por procesos geológicos.

ExoMars también intentará determinar las variaciones regionales y estacionales de estos gases y muchos otros gases. La sonda también debería poder detectar hidrógeno debajo de la superficie del planeta rojo de hasta un metro de profundidad, lo que podría indicar la presencia de hielo de agua. Se trata de ubicar el hielo de agua para futuras misiones. Finalmente, como Mars Recognition Orbiter, ExoMars también es un transmisor de telecomunicaciones. Se usará para retransmitir las observaciones del rover ExoMars que se lanzará en 2020. La sonda retendrá este papel hasta 2022 para cualquier dispositivo en la superficie de Marte.

Cuando la sonda llegó al barrio marciano, se embarcó en un módulo de aterrizaje que permitiría a la ESA probar una operación de aterrizaje en Marte. Pero el módulo de aterrizaje se estrelló en la superficie de Marte. Esto se debe a una mala interpretación de los datos del radar que ha sesgado el uso del paracaídas y los retrocohetes. Esperemos que esto sea mejor para el rover ExoMars que tiene una carga científica mucho más grande.

Copyright: ESA / ATG medialab

Fuentes

También debería estar interesado en esto



Space Lover, Aprende Como...

Qué quieres hacer ahora ?